Escribe algo para buscarlo

Compartir

Mantener la misma línea de trabajo. Este es el objetivo de José María Martínez, nuevo presidente de la Denominación de Origen Protegida Vino de Cangas, que el pasado 9 de julio tomó las riendas de la DOP tras la dimisión, por sorpresa, de Beatriz Pérez, su anterior presidenta. “Por el bien de la asociación es el momento de apartarse, seguiré defendiendo el proyecto Vino de Cangas desde mi posición de viticultora y bodeguera”, indicó la ex presidenta, que llevaba en el cargo algo más de dos años. 

Desde entonces, José María Martínez es el encargado de guiar la DOP Vino de Cangas, una labor que asume con ilusión. Agotará el mandato de dos años antes de convocar elecciones. Entre sus retos: continuar con la misma línea de trabajo, que, por otra parte, no le es ajena ya que hasta ahora asumió el papel de vicepresidente de la DOP. Compatibilizará su nuevo cargo con el de presidente de la Asociación de Productores de Vino de Cangas del Narcea (Aprovican).

“Seguimos con el mismo horizonte, en la líneas que veníamos trabajando, sobre todo, en la promoción. Además, tenemos varios proyectos de investigación, varios grupos operativos planteados, y mientras encajen en nuestros objetivos, allí estaremos en la medida de nuestras posibilidades”, señala Martínez. En este sentido, en la DOP Vino de Cangas se está trabajando, por ejemplo, es la fabricación de barricas de roble asturiano para comprobar cómo se comporta el caldo. “Si da buenos resultados, el vino tendría más identidad”, apunta. 

En la actualidad, la DOP Vino de Cangas tiene una producción anual de 100.000 kilos, aunque es cierto que en los dos últimos años hubo un arma importante a causa de la climatología y las enfermedades de los viñedos. Pero eso ya forma parte del pasado y “la visión de futuro es buena”. Y es que se espera que en el año actual y el siguiente la producción aumente entre un 15 y un 20% gracias al incremento de superficie plantada y a la incorporación de nuevas bodegas. Para que entren a formar parte de la DOP Vino de Cangas tienen que cumplir unos requisitos marcados por las propios estatutos de la Denominación y el pliego de condiciones del Principado de Asturias sobre la propio DOP. 

La campaña

La vendimia está a la vuelta de la esquina. En cuanto el verano diga adiós y llegue el otoño, los productores ya pondrán en marcha la maquinaria para una nueva vendimia. En este sentido, Martínez subraya que “esperemos que de aquí a vendimia el tiempo no nos traiga sorpresas”. Y se explica: “Si bien fueron complicados estos dos años atrás por las lluvias, este año no estuvieron tan presentes, aunque en la época floración, la etapa más sensible de la viña, tuvimos cuatro o cinco días de lluvias continuadas y también de niebla, dos de los factores que más influyen al viñedo en cuanto a enfermedades y al cuajado de la flor. Se vio un poco afectada, pero no son daños significativos. Quiero creer que no va a ser un año de cosecha excesiva, será normal”.

Rasgos identitarios

Además de la DOP, la viticultura que engloba el Vino de la Tierra de Cangas está marcada también por el calificativo de “heroica”, que es aquella que se da en unas condiciones singulares. Por ejemplo: la orografía, que impide la entrada de maquinaria, y el cultivo en pendiente con un desnivel mínimo del 30% y con parcelas en terraza. “Es una certificación que otorga el Cervim (Centro de Investigación, Estudio, Salvaguarda, Coordinación y Valorización de la Viticultura de Montaña y en fuerte pendiente) que se suma a la Denominación de Origen que le da un valor más y un plus a la hora de salir al mercado a defender el producto, un buen producto”.

Etiquetas

Quizás te guste

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies